CLRP

Spanish Myths and Realities

PROTEGE TUS DERECHOS
-----------------------------------------------------------------
MITOS Y REALIDADES
ACERCA DE LAS PERSONASCON IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRICOS
-----------------------------------------------------------------
PROYECTO DE DERECHOS LEGALES DE CONNECTICUT

scales2.jpg

DEFENSORES DE LAS PERSONAS CON IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRICOS


Folletos de CLRP:

Las Instrucciones Por Adelantado, La Carta de Derechos, Servicios de Ayuda y Apoyo Al Cliente, Servicios Comunitarios, Conserva-duría, El Proceso de Querella, Discrimina-ción en la Vivienda, Medicamentos, Mitos y Realidades, Restricciones en el Uso de Métodos para Restringir el Movimiento.


MITO: LAS PERSONAS NO SE RECUPERAN DE UNA ENFERMEDAD MENTAL.

REALIDAD: AL IGUAL QUE OTRAS PERSONAS CON ENFERMEDADES, LAS PERSONAS CON
IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRICOS, SE RECUPERAN Y PUEDEN TRABAJAR.

Los impedimentos psiquiátricos varían en severidad, pero las personas se recuperan. Por ejemplo, las personas diagnosticadas con esquizofrenia, considerado en el pasado uno de los impedimentos psiquiátricos más severos, tienen un margen de recuperación más alto que el de muchas personas con impedimentos físicos.

MITO: LAS PERSONAS CON IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRICOS NECESITAN RECIBIR CUIDADO MEDICO EN UN HOSPITAL POR LARGO TIEMPO.

REALIDAD: LA MAYOR PARTE DE LAS PERSONAS CON IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRICOS PUEDEN VIVIR EN LA COMUNIDAD.

Al igual que otras personas en crisis, las personas con impedimentos psiquiátricos pueden ser hospitalizadas cuando tienen un episodio agudo. Excepto por esas limitadas ocasiones, es más efectivo ofrecer a las personas una variedad de servicios en la comunidad. Estos servicios ayudan a la recuperación del individuo permitiéndole utilizar aquellos servicios que mejor trabajan para él o ella. Además, estos servicios permiten al individuo ser o mantenerse tan autosuficiente como le sea posible. Una alternativa a la larga, costosa y debilitante institucionalización es el desarrollo de una amplia gama de servicios que provean la necesaria continuidad, incluyendo: vivienda segura y a bajo costo, educación, adiestramiento de trabajo, acceso continuo a consejería, actividades recreativas, y asistencia para suplir las necesidades básicas del individuo.

MITO: LAS PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES SON PELIGROSAS.

REALIDAD: LAS PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES NO SON MÁS PELIGROSAS QUE LA POBLACIÓN GENERAL.

Dado el sensacionalismo creado por los medios de comunicación en casos excepcionales, los cuales han sido altamente publicados, existe entre el publico general la percepción errónea de que las personas con impedimentos psiquiátricos tienden a ser violentas hacia otras personas. Esto no es cierto. “La prevalencia de violencia entre personas que han sido dadas de alta de un hospital es más o menos la misma que la prevalencia de violencia de otras personas que viven en la comunidad” [MacArthur Violence Risk Assessment Study -4/99]. De hecho, es más común que las personas suelan ser víctimas de violencia por parte de un miembro de su familia que de alguien con una enfermedad mental. Claro esta, el uso de alcohol o drogas puede aumentar la posibilidad de violencia, lo cual es cierto para cualquier persona. Sin embargo, es cierto que las personas con impedimentos psi-quiátricos con frecuencia son susceptibles a ser víctimas de actos criminales, ya que su impedimento les hace más vulnerables.

MITOS: LAS PERSONAS QUE VIVEN EN LA POBREZA SON LOS ÚNICOS QUE PADECEN DE ENFERMEDADES MENTALES.

REALIDAD: LOS IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRI-COS AFECTAN A TODAS LAS PERSONAS.

Las enfermedades mentales no discriminan en contra de las personas por razón de raza, sexo, ingreso, profesión, edad o preferencia sexual. Cualquier persona puede desarrollar un impedimento psiquiátrico en cualquier momento de su vida. Sin embargo, a causa de la discriminación muchas personas no mencionan que tienen un impedimento. Muchas personas que tienen un impedimento psiquiátrico viven en la pobreza ya que no cuentan con aquellos apoyos que les permitirían trabajar y ser auto suficientes. De hecho, hasta muy reciente, las personas que trabajaban se les penalizaba con la perdida del seguro medico. En adición, Connecticut le “roba” a las personas con impedimentos aquellos incrementos en el costo de vida que les dan los beneficios federales reduciendo así los fondos del Ingreso Estatal Suplementario (SSI) que reciben las personas envejecientes, ciegas, o con impedimentos.

MITO: LA ENFERMEDAD MENTAL REDUCE LA INTELIGENCIA DE LA PERSONA.
REALIDAD: LOS IMPEDIMENTOS PSIQUIÁTRI-COS NO AFECTAN LA INTELIGENCIA DE LA PERSONA

Los impedimentos psiquiátricos pueden afectar las emociones, percepciones, pensamientos y comportamiento de una persona. Esto varia de acuerdo con la persona, su impedimento, y si al presente esta atravesando por una crisis. Los medicamentos que se utilizan para tratar los impedimentos psiquiátricos a menudo afectan la apariencia y la habilidad de pensar, sentirse y comunicarse de la persona. Sin embargo, estos NO SON síntomas de enfermedad mental. Las personas con impedimentos psiquiátricos retienen sus habilidades intelectuales. Muchas personas brillantes y reconocidas, entre estas Abraham Lincon, Ludwig Van Bethoven, Sir Isaac Newton, Ernest Hemingway, Wiston Churchill, Charles Dickens, y Patty Duke, tenían una enfermedad mental.

MITO: LAS PERSONAS CON ENFERMEDADES MENTALES NO PUEDEN SER BUENOS PADRES

REALIDAD: LAS PERSONAS CON ENFERMEDA-DES MENTALES SON Y PUEDEN SER BUENOS PADRES.

Al igual que otras personas con enfermedades, las personas con impedimentos psiquiátricos pueden ser padres amorosos, atentos y efectivos, los cuales pueden servir de modelo positivo a sus hijos. De hecho, si un padre o madre tienen formas adecuadas de hacerle frente a los problemas puede que los hijos ni siquiera se den cuenta de que tienen una enfermedad. En otros casos, el padre o la madre podrán necesitar apoyo de su familia, amigos y programas públicos para poder desempeñar todas sus respon-sabilidades paternas. Como parte de sus responsabilidades paternas, aquellos individuos que tienen impedimentos psiquiátricos hacen por anticipado planes provisionales para el cuidado de sus hijos en caso de una recaída. A menudo estos padres están más preparados para bregar con estos problemas que otros padres.

MITO: TODAS LAS PERSONAS CON
ENFERMEDADES MENTALES TIENEN QUE
TOMAR MEDICAMENTOS.
REALIDAD: NO SE REQUIERE USAR
MEDICAMENTOS PARA TRATAR UNA
ENFERMEDAD MENTAL.


Muchas personas con impedimentos psiquiá-tricos pueden manejar sus síntomas sin me-dicamentos. Hay muchas personas que utilizan otras herramientas para tratar su enfermedad, tales como terapia, adquisición de destrezas, grupos de apoyo y servicios que promueven la auto estima y la auto suficiencia. Por que, aunque los medicamentos pue-den reducir los síntomas, estos pueden cau-sar efectos severos y adversos tales como, letargo, perdida de memoria, impotencia, boca seca, visión empañada, desfigura-miento, daño motor y con frecuencia daño permanente al sistema nervioso. También pueden causar otros problemas médicos, incluyendo daño cerebral y la muerte. Desgraciadamente, el uso de medicamentos es a menudo visto como una forma simple, rápida y barata de reducir los síntomas y por lo tanto es frecuentemente utilizado como un substituto para terapia y otros servicios esenciales para la recuperación a largo plazo del cliente.

MITO: CONNECTICUT NECESITA MÁS CAMAS DE HOSPITAL PARA AQUELLOS CON ENFERMEDADES MENTALES.

REALIDAD: EL ESTADO NECESITA MÁS SERVICIOS COMUNITARIOS.

Hay adultos y niños en Connecticut que se hallan al presente “detenidos” en instituciones y programas residenciales costosos unicamente por que no tienen aquellos servicios de salud mental comunitarios y residenciales que necesitan. Esta situación constituye un desperdicio del tesoro público y crea un “em-botellamiento” en el sistema, ya que aquellos que necesitan servicios hospitalarios no pue-den obtenerlos. En adición, los hospitales privados son forzados a mantener los niños recluidos en el hospital por más tiempo del ne-sario y fuerzan a otras personas a permanecer por más tiempo en las salas de emergencia, mientras a otros adultos se les da de alta a refugios ya que no existen servicios o vivienda para estos en la comunidad.

MITOS: LOS PROVEEDORES DE SERVICIOS EN LA COMUNIDAD SON PAGADOS JUSTAMENTE POR SUS SERVICIOS.

REALIDAD: LAS TARIFAS Y FONDOS ESTATALES DEL MEDICAID NO ALCANZAN PARA PAGAR LOS COSTOS DE CUIDADO MEDICO O PSIQUIÁTRICO.

Los fondos estatales destinados para los servicios de salud mental, especialmente aquellos servicios provistos por proveedores privados (tales como hospitales y servicios comunitarios sin fines de lucro) no han podido mantener el paso con los costos en los cuales se ven forzados a incurrir. Esto afecta la continuidad y calidad de los servicios, dado la constante perdida de empleados, las limitaciones que impone sobre el adiestramiento de personal, dificultando el desarrollo de nuevos servicios y la implementación de las ultimas técnicas. El resultado es un sistema ineficaz y fragmentado que no da a basto para las necesidades. Mas que apoyar la recuperación, dicho sistema retrasa y entorpece la recuperación de los individuos.

MITO: CONNECTICUT CARECE DE FONDOS NECESARIOS PARA LOS SERVICIOS DE SALUD MENTAL.

REALIDAD: CONNECTICUT TIENE LOS RECURSOS PARA INVERTIR EN SERVICIOS DE SALUD MENAL.

El estado no transfirió todo el dinero que se ahorró con el cierre de los dos hospitales más grandes del estado a los servicios comunitarios. Tampoco el estado ha mantenido el paso con la demanda de servicios de salud mental. Sin embargo, el gobierno puede generar una cantidad significativa de entradas de dinero federal utilizando los fondos de Medicaid para pagar por los servicios de salud mental y lidiar con la actual crisis de servicios, tal y como lo han hecho otros estados. En adición, existen millones de dólares en fondos estatales los cuales están disponibles, como resultado del superávit estatal. TENEMOS EL DINERO, SOLO NECESITAMOS TENER LA VOLUNTAD DE ACABAR CON LA CRISIS DE SERVICIOS DE SALUD MENTAL.

PROTEGE TUS DERECHOS

En el pasado año el tema de la salud mental ha recibido mucha atención. En diciembre del 1999 El Cirujano General de los Estados Unidos de América dio a la luz publica la declaración más amplia acerca de salud mental que jamás halla hecho el gobierno federal. En dicha declaración, se reconoció que la salud mental es un asunto importante de salud publica nacional el cual es con frecuencia mal entendido por el publico. Este reporte señala que aproximadamente uno de cada cinco ciudadanos americanos experimentan durante el curso del año un impedimento psiquiátrico, de estos menos de una tercera parte reciben algun tipo de tratamiento psquiatrico.

Hay muchas razones por las cuales las personas no reciben tratamiento de salud mental. Entre estas razones se encuentran, la falta de seguro medico, restricciones en los servicios ofrecidos por el manejo de cuidado medico (managed care), y el fracaso del sistema publico para suplir la demanda de servicios. Desgraciadamente, existen otros dos factores que hacen que las personas eviten buscar tratamiento, estos son el miedo y la ignorancia. Muchas personas no reconocen que tienen un impedimento, y si se dan cuenta tienen temor a buscar tratamiento por causa del estigma asociado con esta enfermedad. Muchas personas tienen miedo de lo que otras pensaran de ellos, mientras tanto, aquellos que son padres justificadamente temen que dicho tratamiento pueda poner en peligro la custodia que tienen sobre sus hijos.

En enero del 2000, el Gobernador Rowland estableció una comisión de salud mental “Blue Ribbon Commission on Mental Health”, para examinar el estado en que se encuentra el sistema de salud mental y hacer recomendaciones que le permitan a Connecticut restaurar la posición nacional que antes gozaba. El reporte documenta numerosos problemas por los cuales atraviesa el sistema de servicios de salud mental de adultos y niños, y enfatiza el estigma y la hostilidad asociados con la salud mental, los cuales deben confrontarse si se ha de crear un sistema efectivo.

Para los efectos, este folleto cubre algunos de los mitos comunes acerca de la salud mental. El folleto intenta desafiar algunas percepciones erróneas que tiene el publico y estimular al lector a que lea y comparta el conocimiento adquirido. El diseminar información publica puede convertirse en un arma poderosa. Piense en lo común que antes era fumar dentro de las oficinas de trabajo y ofrecer bebida a nuestros invitados a la hora de irse a sus casas a pesar de que luego tenían que guiar. Como usted sabe, las actitudes entorno a estas preocupaciones de salud publica han cambiado, y de igual forma podemos cambiar nuestro entendimiento acerca de la salud mental. Esperamos que usted pueda colaborar para hacer esto una realidad.

La información contenida en este folleto fue
impresa en abril del 2001

PROYECTO DE DERECHOS LEGALES DE CONNECTICUT (CLRP)

CLRP es una agencia sin fines de lucro, que defiende a los adultos que tienen o se les percibe como teniendo impedimentos psiquiátricos. CLRP es una agencia independiente del Departamento de Salud Mental y Servicios Para la Adicción (DMHAS).

Los abogados y defensores de CLRP proveen servicios que van desde consejería breve a representación legal total para problemas legales relacionados con:

los servicios y/o tratamientos de agencias de salud mental y otros proveedores de servicios,
hacer respetar los derechos garantizados por las leyes estatales y federales, tales como el debido proceso de ley, discriminación, consentimiento informado y,
procedimientos administrativos y judiciales tales como procesos de queja, conservaduría, vistas de internamiento, y audiencias de medicamentos.

Para más información llame al Proyecto de
Derechos Legales de Connecticut al

1-800-402-2299
TTY 860-262-5066